Inseminaciones artificiales caninas

Nuestro especialista en inseminaciones veterinarias trabajando con una hembra

Existen diferentes técnicas de inseminación, según el tamaño de los ejemplares, el volumen de esperma del que dispongamos, el sistema de conservación y el ahorro que esperamos de la dosis de inseminación.

Para inseminar razas grandes con semen fresco, no son necesarios métodos muy complejos de inseminación, ya que el volumen de eyaculado producido por estos ejemplares suele ser suficientemente abundante y por eso no es necesario recurrir a técnicas complicadas. Usando una sonda tipo Foley y una jeringuilla suele ser suficiente.

En el caso de que razas proporcionan un volumen de eyaculado menor, ya será necesario adoptar técnicas que nos ofrezcan un mayor porcentaje de éxito a la vez que ahorro. En este caso se usarán sondas transcervicales noruegas, desarrolladas por el Dr. Faarstad, o bien la endoscopia o la inyección intrauterina por laparoscopia o laparotomía.

Inseminación normal vaginal

Utilizada para semen fresco o bien para refrigerado cuando se dispone de un volumen importante de esperma. Se realiza con diferentes tipos de sonda, podemos utilizar un catéter urinario, una sonda de inseminación para bovinos, la sonda Osiris o bien la sonda Foley. Si la hembra está en el punto óptimo de ovulación y el semen es de calidad suficiente, cualquiera de estos métodos puede tener éxito. En el caso de razas de pequeño tamaño, tipo Yorkshire, Canitche toy, Chichuahua etc, debido al bajo volúmen del eyaculado y la dificultad de extracción, es mejor utilizar otros métodos más efectivos.

Transcervical - Sonda Noruega
El cérvix de las hembras tiene unas características anatómicas que hacen difícil el acceso desde la vagina al cuerpo del útero, por eso no es posible la entrada de las sondas de inseminación tradicionales. El Dr. Faarstad ha desarrollado en Noruega un tipo de sonda rígida, metálica, que con un simple entrenamiento por parte del técnico que la utiliza, permite atravesar este cérvix y de esta forma depositar el esperma dentro el útero de la hembra, a una distancia mucho mas cercana de el óvulo a fecundar, permitiendo un importante ahorro de dosis de inseminación, y ahorrando camino que recorrer a los espermatozoos. Esta técnica es la más aconsejada para la inseminación con semen congelado para razas pequeñas, las cuales producen un bajo volumen de eyaculado. Solamente con 1ml de semen podemos tener un éxito total si se ha realizado un buen seguimiento del momento de la ovulación de la hembra y se siguen unas buenas prácticas de trabajo.
Endoscópica
En nuestro centro CLONE, disponemos de las técnicas de endoscopia rígida STORZ, las cuales permiten visualizar la trayectoria de la sonda de inseminación, y ver como ésta penetra a través del cérvix hasta entrar en el cuerpo del útero. Para realizar esta técnica es necesario sedar de forma leve a la hembra, por este motivo no es un método de primera elección, ya que con la sonda transcervical noruega se obtienen unos resultados similares sin necesidad de sedar.
También con endoscopia, se puede realizar el sistema de microinyección intra-uterina, realizando una pequeña incisión en la pared abdominal de la hembra, y dirigiendo el semen a través del canal de trabajo del endoscopio, con el fin de inyectarlo en cada cuerno uterino. En esta práctica es necesaria una anestesia profunda y aplicar una terapia antibiótica posquirúrgica. Debido a la presencia de grasa intraabdominal, esta técnica se presenta a veces imposible, siendo necesaria una laparotomía tradicional para poder acceder a los cuernos uterinos.
Laparotomía

En CLONE ESPAÑA disponemos de un quirófano totalmente equipado, donde podemos realizar cualquier tipo de intervención. De esta forma si algún cliente necesita ahorrar el máximo número de dosis de semen congelado, debido a que dispone de poca cantidad, podemos realizar una laparotomía para inyectar directamente a cada uno de los cuernos uterinos una dosis de 0,5 ml de semen, con el mismo porcentaje de éxito que con cualquier otra técnica.

Evidentemente, este sistema requiere de anestesia profunda del animal y sólo permite una sola inseminación, es necesario asegurar que la hembra tiene los óvulos fecundables en el momento de la cirugía. Como en el caso de la laparoscópica, será necesario seguir un tratamiento antibiótico posterior a la cirugía.

Pide cita con nuestros especialistas en inseminaciones artificiales caninas